TENIS PALETA

REGLAMENTO DE JUEGO (Parte I)

 

REGLA 1 – FUNDAMENTO:

Art. 1 – Definición y objetivo: el tenis con paleta se juega entre dos (2) bandos, compuesto cada uno por uno (1) ó dos (2) jugadores, y tiene por objetivo enviar la pelota por sobre la red, y dentro del ancho correspondiente al sector rival, golpeándola con la paleta de volea o después de un pique, con un golpe por bando, alternativamente, hasta conquistar cierta cantidad de tantos.

REGLA 2 – INSTALACIONES:

Art. 2 – Dimensiones de la cancha: tendrá 18,50 m. de largo por 8,50 m. de ancho, con un espacio libre, a cada lado de 3 m. (4 m. entre cancha contigua) y otro de 5 m. en cada base, como mínimo. Serán “líneas de base” las del ancho, “líneas laterales exteriores” las de sus lados y “líneas laterales interiores” las paralelas a éstas, trazadas a 1 m. de cada una y hacia el centro; a la mitad del largo, “la línea de red”, unirá ambas laterales exteriores y determinará dos “sectores de juego”. Cuatro (4) “zonas de saque”, dos derechas y dos izquierdas, quedarán delimitadas por dos “líneas de saques”, paralelas a las de base y marcadas a 3,25 m. de éstas, hacia la de la red, y por la “línea divisoria central”, que unirá ambas líneas de saque, a 3,25 m. de cada lateral interior. Hacia el exterior de cada base, y a 0,60 m. se trazarán respectivas “líneas suplementarias”, de color diferente al de las restantes y abarcando los 6,00 m. centrales del ancho de la cancha, complementadas con tres (3) segmentos de 0,25 m. cada uno, perpendiculares a las mismas y hacia fuera, a la altura de la divisoria central y de las laterales interiores.

                                                       

Art. 3 – Marcas: serán bien visibles y adecuadas a las características del piso, determinando las proporciones de la cancha y quedando comprendidas dentro de las áreas que delimiten; todas tendrán un ancho de cinco (5) cm. Las medidas mencionadas en el Art. 2, se tomarán desde el borde exterior de las marcas, a excepción de las referidas a la divisoria central, en cuyo punto medio finalizarán las distancias entre los laterales y ésta.

Art. 4 – Piso: deberá ser uniformemente liso, duro y estable, no siendo imprescindible que la zona de alrededor de la cancha sea del mismo material que ésta, pero sí de igual nivel horizontal.

Art. 5 – Red: la cancha estará atravesada a lo ancho y en su justo medio, por una red que unirá ambas líneas laterales exteriores y se ubicará sobre la línea de red; su borde superior llevará una banda visible y de color uniforme, y estará a una altura constante de

0,80 m. del nivel del piso. La trama de la red será nutrida, y los postes que la sostengan se colocarán hacia el exterior de la cancha, a una distancia igual al diámetro de la pelota a usar, como mínimo.

Art. 6 – Varillas: tendrán 2 m. de largo como mínimo y un espesor de 1,5 cm y 3 cm, se dispondrán verticalmente, adyacentes a la red, y estarán ubicadas al exterior de las laterales interiores o exteriores (según corresponda, para juego de individual o dobles), a una distancia equivalente a 30 cm.

REGLA 3 – ELEMENTOS:

Art. 7 – Paleta: será la “paleta argentina” en sus distintas variedades de presentación.

                                                   

Art. 8 – Pelota: se adoptará la común de tenis, cuyo bote natural sea de 0,40 m a 0,50 m, dejada caer desde una altura de 1 m. sobre un piso duro. Conforme lo ofrezca la

entidad organizadora, en cada partido se podrá utilizar una o dos, indistintamente, quedando a criterio del juez el recambio de las mismas.

Art. 9 – Indumentaria de los jugadores: se utilizará ropa y calzado para tenis, de acuerdo al siguiente detalle: a) Las chombas o remeras –con mangas- soleras, enterizos o vestidos de tenis serán predominantemente blancos, permitiéndose la existencia de detalles de color;

b) Los pantalones o polleras podrán ser de color, siempre y cuando sea un pantalón o pollera de tenis, recordándose que para las mujeres en el caso de utilizar “calzas” deberán colocarse la pollerita arriba;

c) Las medias o zoquetes serán blancos, pudiendo tener vivos de color;

d) Las zapatillas serán blancas, permitiéndose los detalles de color propios de su fabricación;

y e) Los buzos o abrigos serán deportivos y de cualquier color.

REGLA 4 – JUEGO:

Art. 10 – Partidos: serán individuales o por parejas; para los primeros el ancho de juego válido será el comprendido entre ambas líneas laterales interiores, mientras que para los segundos, valdrá la totalidad del ancho de la cancha. Podrán, en ambos casos, disputarse “al mejor de tres (triunfar en dos) o de cinco (triunfar en tres) chicos”, cada uno de los cuales se jugará hasta ganar uno de los bandos, dieciséis (16) ó veinte (20) tantos, contados sucesivamente, con una diferencia mínima de dos tantos; se continuará jugando en caso de igualdad, hasta que se produzca esa diferencia. La entidad organizadora del

certamen, conforme al nivel o importancia del mismo, fijará de antemano la modalidad a seguir en los partidos.

Art. 11 – Orden de Saques y Sectores: antes de iniciarse el partido se sorteará saque y sector, pudiendo el bando favorecido con el sorteo elegir uno u otro. Se comenzará sacando del lado derecho y, luego, a la suma impar de puntaje corresponderá sacar del lado izquierdo y la par del derecho, con estas características:

a) el bando que empiece sacando deberá efectuar los servicios de los primeros cuatro (4) tantos consecutivamente, gane o pierda cualquiera de éstos; cuando dichos tantos hayan sido jugados, el saque pasará al bando contrario, que volverá nuevamente el servicio al que inició el partido una vez disputado estos cuatro (4);

b) producidos los ocho (8) primeros, los jugadores deberán cambiar de sector, y continuarán haciéndolo cada vez que la suma de tantos jugados sea múltiplo de ocho (8), hasta finalizar el chico; al comenzar otro, los bandos se ubicarán en el sector opuesto al que tuvieron en el inicio del chico anterior;

c) finalizado el primer chico, el saque del comienzo del segundo, corresponderá al jugador o a la pareja que comenzó devolviendo el servicio rival en el primero; si el partido se juega al mejor de cinco (5) chicos, el saque para comenzar el tercero corresponderá al bando que haya comenzado sirviendo en el primero, y en el cuarto chico, al que haya recibido en el inicio del partido;

y d) de jugarse un tercer o quinto chico de desempate, deberá empezar sacando el bando que hubiera ganado por mayor diferencia de tantos al cabo de los chicos disputados; en caso de diferencias iguales en los dos (2) ó cuatro (4) chicos jugados, se procederá a sortear el saque.

Art. 12 – Características del Saque: el jugador que tenga el saque:

a) deberá pararse detrás de la línea suplementaria antes de efectuar el servicio, colocándose del lado derecho o izquierdo de su sector según sea la suma de tantos jugados hasta ese momento del chico par o impar, respectivamente;

b) golpeará la pelota desde su lado, luego de un pique realizado detrás de la suplementaria, haciéndola pasar por sobre la red para caer en la zona de saque diagonalmente opuesta;

c) pondrá en función de saque al útil después del pique, una vez ordenada la iniciación del tanto;

d) podrá efectuar cualquier movimiento con sus pies, inclusive saltar o invadir en forma aérea el terreno de la cancha, durante la ejecución del servicio;

e) podrá realizar un segundo servicio desde el mismo lado, cuando el primero resultare anulado;

f) el jugador podrá efectuar hasta dos (2) piques de la pelota en un mismo saque o servicio, antes de que el mismo sea declarado como malo. Los mismos no son acumulativos (es decir, si en el primer servicio, el mismo fue impactado en el primer pique y este haya sido malo, en el segundo servicio, tendrá dos (2) piques solamente).

Art. 13 – Recepción: el jugador que devuelve el saque: a) podrá ubicarse donde lo crea conveniente, dentro de su sector de juego o en la superficie de alrededor del mismo; b) tendrá por obligatoria su respuesta al servicio, una vez ordenado el comienzo del mismo.

Art. 14 – Condiciones posicionales: deberá tenerse en cuenta que: a) en doble, los compañeros del sacador y del receptor, deberán permanecer parados detrás de sus correspondientes líneas suplementarias, sin adelantarse en ningún caso hacia la red antes de que la pelota haya sido golpeada con la paleta por el jugador que saca; b) los jugadores, en doble no podrán cambiar de lado para sacar ni para recibir el saque hasta la terminación del chico, y c) si el saque hubiera sido hecho, por error, del lado no

correspondiente, dicho error deberá repararse de inmediato, aceptándose el tanto –si se hubiera producido- o la nulidad del servicio –si éste hubiera sido malo-, en cuyo caso el sacador tendrá derecho a efectuar otro del lado correcto.

Art. 15 – Saque malo para el sacador: el ejecutante perderá el saque si:

a) el tiro no traspusiera la red;

b) pisara la línea suplementaria y/o superficie entre ésta y la red, antes del golpe de la pelota;

c) la pelota fuera golpeada del lado incorrecto, a pesar de hallarse ubicado el jugador en el debido;

d) la pelota cayera fuera de la zona de saque correspondiente o picara en otro punto fuera de ella antes de caer en la misma;

e) hubiera picado mal la pelota en el primer pique, de los dos permitidos, y no golpease a la misma y posteriormente, en el segundo pique, tampoco impactara a la pelota y

f) en doble, su compañero avanzara a la red antes de tiempo.

Art. 16 – Saque malo para el receptor: el que espera perderá el saque si:

a) devolviera la pelota antes de picar, estando dentro de la zona de saque;

b) su compañero, en doble, se adelantara a la red antes de haber sido golpeada la pelota en el servicio.

Art. 17 – Saque de Vuelta: el saque se ejecutará de nuevo si:

a) la pelota cayera buena, pero después de haber tocado la red;

b) se hubiera realizado sin la orden del juez.

Art. 18 – Pelota en Juego: el golpe en el saque pondrá en juego a la pelota, luego de lo cual, si no mediara observación alguna, no podrá suspenderse el tanto mientras no se produzcan infracciones a las reglas. Siempre que la pelota trasponga la red por sobre la misma, del ancho respectivo para individual o doble, y pase al sector del rival, inclusive dando un pique en éste, será buena para el que la haya jugado, prosiguiendo el tanto con el golpe alternado de ambos bandos.

Art. 19 – Juego en el sector propio: estando la pelota en juego, los jugadores no podrán tocar la red, el cable de sostén, los postes ni las varillas con el cuerpo, la indumentaria o la pelota, excepto cuando, por el impulso del propio juego y luego de haber golpeado la pelota, la paleta impactara contra la red y/o los demás accesorios citados, en cuyo caso proseguirá la disputa del tanto hasta su finalización.

Art. 20 – Tanto Perdido: se cometerá infracción a estas reglas, perdiendo el tanto en disputa el bando infractor por:

a) efectuar mal ambos servicios;

b) siendo receptor del saque, ingresara el compañero del que devuelve en el área citada en el Art. 15, inc. “c”;

c) permitir dos (2) piques consecutivos de la pelota, habiéndose producido el primero de ellos, al menos, en el sector propio, antes de golpearla;

d) devolver la pelota con más de un golpe;

e) golpear el útil no exclusivamente con la paleta;

f) tocar la pelota con la indumentaria o el cuerpo dentro de los límites de la cancha, antes o después del pique en su sector;

g) hacer tocar con la pelota, la persona del compañero en doble, al tirar;

h) devolver de volea y tirar la pelota fuera del sector rival, aún cuando el tirador estuviera situado en el exterior de la cancha;

i) golpear la pelota antes de pasar ésta la red, en el sector contrario;

j) pasar la paleta por sobre la red o tocar la misma antes de haber golpeado el útil;

k) invadir el sector;

l) hacer pegar la pelota, antes de que pique en el sector rival, en cualquier objeto que no sea la red comprendida dentro del ancho de juego correspondiente, demarcado por las varillas, o en cualquier persona situada fuera del mencionado sector;

m) no devolver una pelota en juego, luego de un buen pique en el sector propio, por haber tocado la misma cualquier cosa adherida en el terreno, fuera de los límites de la cancha y por lo menos a la distancia libre lateral o de fondo señalada en el art. 2, y/o cualquier persona situada en estas condiciones, y

n) molestar al rival con cualquier acción distractora.

Art. 21 – Agentes extraños al juego: si durante el desarrollo del juego, la acción de un jugador se viera entorpecida por un agente extraño al mismo, y si, a criterio del juez, completamente accidental y ajeno al control del perjudicado, el tanto se jugará nuevamente, debiendo efectuarse uno ó dos saques, tal como hubiera correspondido al momento de iniciarse la secuencia en cuestión. Igual temperamento se adoptará, en caso de comprobarse, que, durante o a la finalización de la disputa de un tanto, la pelota estuviera rota.

Art. 22 – Continuidad: una vez iniciado el encuentro, deberá disputarse hasta su definición, salvo en los casos de fuerza mayor que se mencionan seguidamente:

a) mal tiempo – lluvia, temporal, cataclismo, etc.-;

b) falta de luz conveniente;

c) mal estado irreversible de la cancha y/o de sus accesorios;

d) mal comportamiento del público; y

e) cualquier otra razón que, a criterio del juez, fuese suficientemente grave para adoptar esa determinación, excepto calor o frío en exceso, enfermedad momentánea, lesión, inferioridad de condiciones o excusa, por causas sólo imputables al jugador, o falta de luz natural cuando la haya artificial adecuada. Siempre se tendrá en cuenta que la reanudación de un encuentro interrumpido se hará a partir del resultado registrado en el momento de dicha interrupción, como continuación del mismo.

REGLA 5 – AUTORIDADES:

Art. 23 – Juez: todo encuentro será dirigido por un juez, cuyos fallos serán inapelables; como ayudantes deberán actuar uno o más jueces de línea o auxiliares, pudiendo también desempeñarse un planillero. El juez gozará de las siguientes atribuciones y cumplirá estos deberes:

a) observar el estado de la cancha y las condiciones y el de sus accesorios;

b) efectuar el sorteo para saque y sector, como así también el mencionado en el Art. 11, inc. “d” última parte;

c) ubicarse en un lugar desde el cual domine por completo el campo de juego;

d) ordenar a viva voz el inicio de cada tanto;

e) controlar el orden de los saques y los cambios de lado y sector;

f) anunciar en voz alta, el puntaje;

g) ordenar la inmediata prosecución del juego en cada cambio de saque y/o sector;

h) velar por el buen comportamiento de los presentes;

i) ordenar la suspensión del partido, en los casos citados en el Art. 22, dejando constancia al efecto e incluyendo el resultado momentáneo en la planilla de juego, que deberá ser firmada antes del encuentro por él, sus ayudantes y los jugadores, y

j) resolver, en el acto, acerca de cualquier incidencia del juego, dictaminando sobre la validez de toda jugada –inclusive en aquellos casos de dudosa interpretación o en los no previstos por estas reglas-, y ordenar la suspensión o continuación del partido.

Art. 24 – Auxiliares: los jueces de línea se ubicarán en puntos estratégicos, a criterio del juez, e informarán al mismo –a viva voz- si la pelota fuese mala o si se cometiesen infracciones en el momento del saque, asimismo, deberán comunicar al juez en momentos en que el juego esté detenido cualquier anormalidad por ellos observadas. En casos de criterios dispares, acerca del pique de una pelota, en relación al sostenido por el juez, si la discrepancia influyera directamente sobre el tiro de un jugador el tanto en cuestión se jugará nuevamente, conforme a lo señalado en el art. 21. El planillero colaborará con el juez en el control de saques, tantos y cambios.

Art. 25 – Conducta de los Auxiliares: cuando el comportamiento de los auxiliares no fuese correcto, o no hubiera de su parte un eficiente desempeño, el juez podrá adoptar las medidas necesarias –inclusive la remoción y reemplazo de los mismos- para garantizar la prosecución del partido o decretar su suspensión.

Art. 26 – Proceder de los jugadores y el público: queda terminantemente prohibido dar instrucciones a los jugadores, mientras disputando un partido; el juez, en primera instancia, llamara la atención del o de los jugador/es y de quien dé las indicaciones, pudiendo en caso de reincidencia, sancionar al bando infractor con la pérdida de un tanto, chico o partido, según la gravedad del hecho. Idéntico temperamento se adoptará cuando los jugadores provoquen de palabra y/o de hecho, y/o falten el respeto al juez, jueces auxiliares, planillero, adversarios y/o público asistente, independientemente de las sanciones que pudieran corresponderle de acuerdo al Reglamento de Penas de la

Confederación Argentina de Tenis con Paleta, según la magnitud del hecho y a criterio exclusivo e inapelable del juez.